LOS GRADOS Y SU SIGNIFICADO

Existen diversos grados en el taekwondo manejados como cintas de diferente color: blanca, amarilla, verde, azul, roja y negra. Cada una tiene un significado distinto que simboliza el proceso de maduración y crecimiento que se adquiere:

Cinta blanca: Representa la pureza y la inocencia; el blanco simboliza la ausencia de conocimiento. El que se inicia en el taekwondo obtiene esta cinta y debe comprender que es necesario el trabajo constante y duro para seguir adelante.

Cinta amarilla: En la cultura oriental, el amarillo simboliza la tierra. Esta cinta representa el inicio de un aprendizaje y de la transormación personal; es la semilla que se ha sembrado esperando ser nitrida y regada para que pueda crecer una planta en el futuro.

Cinta verde: Simboliza la naturaleza, cuando se obtiene este grado es una representación de esa planta que ha comenzado a crecer. De esta manera, el practicante comienza a ver el resultado de su esfuerzo y demuestra su avance en la ejecución de las diferentes técnicas.

Cinta azul: Hace referencia de manera simbólica al cielo; también hace alusión a la paciencia y a la tranquilidad. Es en este momento cuando el practicante logra ver los horizontes alcanzables (la planta que quiere llegar hasta el cielo) pero necesita desarrollar la tranquilidad interna necesaria para llegar a ellos.

Cinta roja: Simboliza el atardecer, el fruto de esa planta que ahora es maduro. Es quizá el grado más difícil ya que el practicante debe alcanzar la fuerza, la valentía y la humildad necesarias para obtener la cinta negra. El rojo implica riesgo y si no es guiado correctamente el estudiante puede echar a perder todo lo aprendido.

Cinta negra: Su significado es mucho más amplio y complejo que el de todas las anteriores. El trayecto recorrido representa únicamente un proceso de preparación para llegar a obtener este color. Aunque parezca lo contrario, el negro simboliza el inicio dentro de las artes marciales, es el comienzo del perfeccionamiento no sólo de las técnicas sino del mundo interno de cada persona. El carbón es negro, para lograr convertirlo en diamante es necesario trabajar mucho con el; el negro es el color del grafito y con el grafito es posible escribir de la misma forma que al llegar a esta cinta un practicante comienza a escribir su historia dentro de esta disciplina. Una vez alcanzada la cinta negra ésta tiene diferentes grados llamados Dan; el primer Dan se puede obtener a partir de los 16 años y cada vez es necesario esperar más tiempo para aspirar al siguiente. En la filosofía de las artes marciales existe hasta el décimo Dan, sin embargo éste no puede alcanzarse en vida ya que implica perfección, lo cual únicamente se alcanza de forma espiritual.